Final de la Primera Parte

La primera parte de esta obra ofreció al lector imágenes de las principales preocupaciones del ser humano desde que se construyen las primeras explicaciones sobre la evolución del Universo, y enfatizó en la aparición de la última teoría de reconocimiento oficial pro parte de la gran mayoría de los cosmólogos: la teoría de la Gran Explosión (o Big Bang). En esta segunda el autor propone un conjunto de reflexiones que hagan evidente la siguiente tesis: los contenidos matemáticos y físicos de las teorías cosmológicas presuponen visiones metafísica, antropológicas, cognoscitivas y epistemológicas, que plantean una transformación sustantiva en el ámbito Filosófico y Teológico.

También se ofrece al lector una apretada síntesis de otras respuestas surgidas del pensamiento cosmogónico, de menor rigorismo metodológico y de frente a ambos esfuerzos se enfrentan otras interrogantes: ¿Qué podemos saber? ¿Qué nos cabe esperar? ¿Cómo denominar al fundamento del mundo fenoménico? ¿Cómo sintonizar con el ritmo interno de los maravillosos universos de los que formamos parte? Las preguntas son muchas, todas ellas conforman un interrogatorio en el umbral del saber que sorpresivamente nos coloca no frente a un final, sino, una vez más, ante el infinito; porque durante milenios hemos buscado un punto de llegada, una situación concluyente y absolutamente cierta, y desde las Cosmologías y la física se intuye que tal situación no existe. No hay una “puerta” final, sino “puertas” en número infinito porque las soluciones científicas a ultranza se pierden en la simplicidad del reduccionismo y las visiones holísticas carecen aún de metodologías de análisis convergentes.

Como los pensadores que han desfilado hasta ahora y los nuevos que mostraremos en la segunda parte hacen sus elucubraciones teóricas. Ese es un tema apasionante que Roger Penrose ,inglés que ha estado laborando ,a la par de Sthepen Hawking en los temas de los agujeros negros y la gravedad cuántica ( no coincidiendo siempre con las teorías del segundo) hace objeto de un libro que publica en 1994 , bajo el titulo :” La Nueva Mente del Emperador” Penrose- al igual que todos los físicos, insiste desde hace mucho tiempo que esa disciplina, que se explicita en sus planteos con las formulaciones matemáticas, es la indicada para darnos a entender el Universo, y como el Universo se comprende con la mente humana, es preciso entender de previo como funciona la mente para descifrar el universo. Penrose desestima dos ideas: una que la mente humana funciona como una computadora y otra que la física quántica es una teoría acabada pues la vislumbra mas bien como un conjunto de ideas en proceso de convertirse en una teoria acabada , por lo que aplicar los conocimientos quánticos actuales para señalar que la mente funciona como una computadora y que ello es posible explicarlo por medio de la física quántica ,es realmente una falta de comprensión de ambas cosas .De igual manera deja entrever la posibilidad de que mas bien sea la mente un formato que procesa información, todo esto independientemente de que el cuerpo humano ,la mente misma, reemplacen permanentemente las células que nos constituyen, pues aun así persiste la información guardada.
Penrose propone que el proceso de almacenamiento e intercambio informacional se producen en unas estructuras proteinicas neuronales microscópicas llamadas microtubulos . Y en cuanto a la conciencia sus tesis no aceptan que pueda ser reducida a procesos químicos o físicos ,sino que van mas allá, pues aún no comprendemos que sea ni como opere. De plano rechaza las tesis materialistas, así como su conjunción con la investigación y muchos de sus nortes, pues la tecnología termina siendo mercantilizada , desaprovechándose la posibilidad de su uso con fines mas altruistas.
Según este autor, el cerebro en el interior de nuestras cabezas posee una estructura que controla nuestras acciones y de algún modo genera una conciencia del mundo que nos rodea. El cerebro tiene una estructura mucho más intrincada de lo que suponemos y una compleja organización y su fruto : la actividad mental, da a su vez paso –de alguna manera- a la conciencia humana que tan solo ha sido abordada desde el plano de la metafísica ,pero actualmente hay una enorme necesidad de convertirla en tema de investigación científica. De la misma manera es preciso adentrarse en el estudio y significación del mundo de las matemáticas, que es el lenguaje de la ciencia, pues curiosamente siendo simbólico ,abstracto, debe dar cuenta de la realidad ( que es solo aparente) , como si se tratara de revivir el concepto de las ideas en la cueva de Platón. Y para ponernos a pensar deja planteadas estas propuestas: ¿Es la matemática una invención humana o un descubrimiento de la mente humana ? . Cuando los matemáticos obtienen sus resultados ¿están produciendo solamente elaboradas construcciones mentales que no tienen auténtica realidad, pero cuyo poder y elegancia basta simplemente para engañar incluso a sus inventores haciéndoles creer que estas construcciones mentales son "reales"? ¿O están descubriendo realmente verdades que estaban ya "ahí", verdades cuya existencia es independiente de las actividades de los matemáticos?. Por otra parte Penrose nos coloca de frente con una interesante interrogación: "¿Cómo deciden los matemáticos cuáles enunciados matemáticos son verdaderos y cuáles falsos? ¿Siguen algún algoritmo o tienen otra ruta hacia la verdad por medio de una "intuición" misteriosa que no puede ser tratada algorítmicamente?". Penrose mismo se contesta afirmando que los procesos que ocurren en el cerebro humano no son algorítmicos, sino totalmente intuitivos, y es a través de estos por los cuales los matemáticos llegan a formular sus hipótesis. Y agrega que el misterio se va a develar cuando la física este unificada, ya que hoy día hay quienes acuden a explicaciones quánticas que no tienen aun sostén por si mismas. En cuanto a la formulación de planteamientos matemáticos Penrose nos deja como tarea aprender a discernir cuando un matemático se esta acercando a una verdad fundamental, absoluta, cuasi-divina y cuando tan solo roza un aspecto menor de la misma. En un primer caso se trataría de un “descubrimiento”,en el segundo de una “invención ”. En ambos-sin embargo-utilizando el lenguaje de la ciencia, la matemática pareciera ser, a la vez el lenguaje superior, el lenguaje de Dios, aspecto que los científicos materialistas rechazan por completo. Penrose se adhiere a la idea planteada por Turing , de que aunque poseamos un sistema complejo de algoritmos haciendo funcionar una computadora, no existe forma alguna de representar una mente humana a través de una máquina, sino tan sólo a través de los mismos procesos intencionales del cerebro. Penrose, pone en duda, por tanto, la tesis de Turing,retomada por Church para redondearla, sobre las máquinas pensantes, tesis que no puede ser comprobada formalmente, que es aceptada por los matemáticos debido a su eficacia y que en las futuras décadas es posible que sea dilucida.
Independiente de que un físico, con fuerte formación en matemáticas se ocupe del tema de la mente y el cerebro es francamente estimulante y retador, porque como cosmólogo Penrose sabe muy bien cuales son las dudas y vacilaciones teóricas y ahora intenta explicar como sus teorizaciones son influidas por la forma en que funciona el aparato cognoscitivo humano, sin recurrir a tesis religiosas-porque no lo es en el sentido convencional- pero tampoco se le puede catalogar dentro de los científicos materialistas.
Todo el tema del cerebro, la mente, la conciencia que antes eran dejadas de lado por los físicos y los matemáticos van a permear fuertemente la cosmología como lo veremos en los capítulos que conforman la segunda parte de esta obra. Y como funciona el cerebro si este es analogico o digital , es un tema apasionante, porque las formulaciones de teorías sobre el nacimiento, la existencia y el futuro del Universo, cada día mas ,van a depender de simulaciones computacionales y no de la elucubración de mentes solitarias armadas de papel y lápiz .Y la formulación matemática deberá luego ser corroborada en campo mediante las nuevas aplicaciones tecnológicas a los telescopios , a los radiotelescopios y a las observaciones con plataformas artificiales fuera de la Tierra ,pero con la ayuda-justamente de computadoras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Visite

Ultimos artículos de VERDAD-BLOG